5 Hábitos que debes tener para proteger tu privacidad en Internet

5 Hábitos que debes tener para proteger tu privacidad en Internet

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

No es un secreto para los usuarios que, actualmente, mantener la privacidad en Internet es algo que se debe tomar muy en serio.

Cada día  los datos personales se vuelven mucho más valiosos y por ello muchos se toman la tarea de recopilarlos por distintos métodos, para fines de diversos tipos, incluyendo suplantación de identidad.

Aunque las tecnologías han evolucionado y los métodos para hacer estas recopilaciones se han vuelto más complejos, el punto débil sigue siendo la falta de conciencia de los usuarios, quienes, por malos hábitos, no toman las medidas de seguridad suficientes para poder proteger sus datos.

¿Cuáles son los malos hábitos que perjudican la privacidad en Internet?

Uno de las acciones más frecuentes al navegar en Internet, es hacer uso de redes sociales, foros o visitar páginas web. En estos sitios se suelen recopilar distintos datos de cada usuario, ya que existen muchos tipos de rastreadores en las páginas que se visitan o en donde se crea una cuenta de usuario.

Sin embargo, el problema principal, es que muchos usuarios simplemente ignoran estas advertencias de rastreadores, le dan a aceptar a las ventanas de solicitud de permiso que aparecen en pantalla, e introducen sus datos personales (e incluso bancarios), en cualquier sitio sin pensar en las amenazas de seguridad que ello representa.

Estos datos suelen venderse a terceros, lo que ocasiona, por ejemplo, que lleguen muchos correos no deseados al email, con publicidad, ataques de phishing, ofertas engañosas y, lo que es peor aún, intentos de estafas o de suplantación de identidad.

¿Cómo evitar poner en riesgo mi privacidad?

Aunque el hecho de que prácticamente todos los sitios web adquieren datos de sus usuarios de una u otra forma, no todo está perdido, existen ciertas medidas que puedes tomar para proteger tu privacidad al navegar en Internet.

Es por ello que te traemos el top 5 hábitos que debes adquirir para cuidar tus datos al navegar en la web:

1) Uso consciente de las redes sociales

Las personas tienden a usar las redes sociales de forma regular, compartiendo todo aquello que les parece interesantes, o incluso detalles de sus vidas privadas. El problema es cuando no se han cambiado las configuraciones de privacidad para que este contenido sólo pueda ser visto por los contactos o amigos que se tengan.

Cuando un usuario de las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram u otras, tiene sus perfiles completamente públicos, incluyendo detalles como el correo electrónico o el número telefónico, personas sin escrúpulos podrán acceder a esta información y utilizarla con fines poco éticos.

Por ello, una de los primeros hábitos que debes adquirir, es el de estudiar qué tan expuestos están tus datos en las redes sociales, y llevar a cabo las acciones necesarias para resguardarlos de terceros, con el fin de que tu privacidad no se vea afectada.

Para más detalles puedes consultar los siguientes enlaces:

2) Correos electrónicos recibidos de remitentes no conocidos

Casi todos los usuarios en la actualidad poseen uno o más correos electrónicos. A lo largo del día, es común recibir correos electrónicos por diferentes motivos: trabajo, amistades, familia, boletines y suscripciones, y, por supuesto, spam.

Pero no sólo esto, sino que muchas veces es posible recibir correos haciéndose pasar por otro usuario o empresa, en donde se comparte un link y se le pide que haga clic en el mismo, o puede que se adjunte algún archivo y se le solicite que lo descargue.

Utilizando técnicas de Ingeniería Social, personas sin escrúpulos pueden robar tus datos, instalar virus y malware en tu ordenador, o incluso, en algunos casos, tomar control sobre el acceso a tu cuenta de correo electrónica, del banco, redes sociales u otros.

Para evitar ser víctima de esto, toma como costumbre no abrir correos electrónicos recibidos de fuentes desconocidas, evitar hacer clic en enlaces enviados por estos remitentes, descargar archivos o enviar tu información personal.

3) Registrarse en cualquier sitio web indiscriminadamente

Existen millones de sitios web online que ofrecen todo tipo de servicios, o que te piden registrarte con tus datos personales para poder acceder a ciertas áreas o información del mismo. Aunque muchos son completamente confiables, otros realmente son dudosos.

En el caso de los sitios web dudosos, estos podrían vender tus datos a terceros, lo que sin duda afectaría tu privacidad por completo. Por ello, antes de registrarte en cualquier sitio web, es importante que realices un pequeño análisis previamente, para que puedas verificar la seriedad de esta página.

Así mismo, es recomendable desconfiar de aquellos sitios web que piden más información de la que necesitan para tu registro, por ejemplo, que un sitio web sobre automovilismo te pida información sobre tu estado civil o sobre cuántos hijos tienes, no tiene ningún sentido. En estos casos es mejor desconfiar y evitar completamente el envío de los datos personales.

4) Usar contraseñas repetidas o inseguras

Este punto guarda mucha relación con el anterior. Hoy en día es un muy mal hábito el utilizar la misma contraseña exacta para todo.

Si te registras en diversas páginas web utilizando la misma contraseña que usas en tu correo electrónico principal, y una de esas web es hackeada, los ciberdelincuentes intentarán usar esa contraseña para acceder a tu correo… Click To Tweet

Lo mismo aplica cuando se utilizan contraseñas poco seguras. En ambos casos, se le haría el trabajo muy sencillo a un ciberdelincuente que quiera robar tu información, o peor aún, robarte dinero eventualmente.

Muchos usuarios experimentan este problema cuando han ocurrido robos de contraseñas masivos a sitios web serios como PayPal o Sony. Quienes tenían la misma contraseña configurada en todos sus servicios fueron quienes sufrieron los mayores problemas.

Para que tu contraseña sea segura, es importante que se componga de letras mayúsculas y minúsculas, contenga símbolos especiales como el asterisco o el punto, y números. Estos deben estar mezclados de forma aleatoria, nunca debe estar conectado con información personal.

Así mismo, la contraseña que se usa para el correo no puede ser la misma que se utiliza para otros servicios, es recomendable crear contraseñas diferentes para cada suscripción que se realice. Estos passwords puedes anotarlos en una libreta o utilizar un gestor de contraseñas seguro en caso de que te cueste memorizarlas.

5) No conectarse en redes seguras de Internet

Acceder a Internet desde redes Wi-Fi públicas es de alto riesgo. Al ser lugares de alto tránsito de usuarios, puede ocurrir que personas con conocimientos en informática utilicen estos puntos de acceso para poder robar información de usuarios desprevenidos.

No decimos que nunca te conectes a una red pública, sólo que si llegas a hacerlo, evites realizar pagos desde esta conexión, iniciar sesión en tu correo electrónico o redes sociales, y limitar las actividades personales lo más posible.

En todo caso, la mejor opción para navegar de forma segura, siempre será conectarse desde una conexión a Internet de Fibra óptica privada, es decir, desde el hogar, ya que de esta forma podrás tener un mayor control del tipo de usuarios que accede a tu conexión.

Tú puedes protegerte

Aunque nadie está 100% exento de sufrir algún ataque informático, o robos de datos, si tomas los hábitos que te hemos mencionado podrás protegerte casi por completo. Después de todo, es en la forma en la que uses tu conexión a Internet lo que hará la diferencia en cuanto a tu nivel de vulnerabilidad. Como usuario, tú siempre podrás protegerte y hacer un uso consciente de la web.

Si aún no cuentas con la super velocidad de Internet de WIN, te invitamos a conocer nuestros planes hasta 500Mbps.  La nueva generación de Internet en tu hogar, Fibra óptica simétrica que te permite subir información a internet con la misma velocidad de descarga.

Comentarios
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
WIN Internet