Top 10 mejores consejos para proteger tu red Wi-Fi

Hoy, en 2019, casi todos los hogares cuentan con wi-fi, pero tienen una costumbre (no tan eficaz) de no dar el debido cuidado suficiente a la seguridad. Esto puede tener consecuencias negativas como robo de contraseñas u otro tipo de daños.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Nuestro mundo cada vez es más tecnológico y esto significa que nuestros hogares ahora están llenos de una amplia gama de gadgets y dispositivos que requieren una conexión a Internet. 

Ya sea nuestra computadora, tablet, teléfono, refrigerador o TV, nuestra creciente dependencia de Internet para conectar todos nuestros dispositivos ha abierto la puerta a muchos riesgos y plantea una serie de problemas de seguridad.

Muchas personas simplemente desconocen los riesgos de seguridad que pueden presentar estos dispositivos a menos que estén debidamente protegidos con una red Wi-Fi segura. Nunca soñariamos con dejar la puerta principal de nuestra casa abierta, pero dejar nuestras redes Wi-Fi inseguras nos expone a los mismos riesgos de seguridad.

Los hackers o piratas informáticos son oportunistas y están dispuestos a aprovechar cualquier fallo de seguridad para lanzar un ataque dirigido. Si los piratas informáticos pueden obtener acceso a tu red doméstica, pueden robar información personal y financiera, infectar tus dispositivos con virus y malware, cometer delitos informáticos desde su dispositivo o lanzar un ataque de denegación de servicio distribuido (DDOS).

Asegurar tu red doméstica es esencial cuando se trata de mantener alejados a los atacantes y proteger tus datos.

¿Cómo proteger tu red doméstica Wi-Fi?

Aquí te mostramos una lista con procedimientos que puedes hacer para proteger la red de tu hogar y mantenerlo a salvo de hackers:

  1. Cambia el nombre de usuario y la contraseña predeterminados
  2. Activa el Cifrado de Red Inalámbrica
  3. Utiliza una VPN (red privada virtual)
  4. Oculta tu red de los demás
  5. Apaga tu red Wi-Fi cuando no estés en casa
  6. Mantén actualizado el software de tu router
  7. Utiliza un Firewall (cortafuegos)
  8. Coloca el router en el centro de tu hogar
  9. Habilita el filtrado de direcciones MAC
  10. Deshabilita la administración remota

1. Cambia el nombre de usuario y la contraseña predeterminados

Lo primero y más importante que debes hacer para proteger tu red Wi-Fi doméstica es cambiar el nombre de usuario y la contraseña predeterminados por algo más seguro.

Los proveedores de Internet y Wi-Fi asignan automáticamente un nombre de usuario y una contraseña a la red y los hackers informáticos pueden encontrar fácilmente estas contraseñas predeterminadas en línea. 

Si pueden acceder a la red, pueden cambiar la contraseña por la que quieran, bloquear al propietario y secuestrar la red.

Cambiar el nombre de usuario y la contraseña hace que sea más difícil para los atacantes identificar de quién es la red Wi-Fi y obtener acceso a la red

Los hackers tienen herramientas sofisticadas para probar miles de posibles combinaciones de contraseña y nombre de usuario, por lo que es vital elegir una  contraseña segura que combine letras, números y símbolos para que sea más difícil de descifrar. Te recomendamos esta web para crear contraseñas: Generador de contraseñas gratis.

2.  Activa el Cifrado de Red Inalámbrica

El cifrado es una de las formas más eficaces de proteger los datos de tu red. El cifrado funciona codificando tus datos o el contenido de un mensaje para que los hackers no puedan descifrarlo.

El tipo de cifrado más seguro para usar en tu red Wi-Fi doméstica es WPA2. Si tiene dispositivos más antiguos que tienen hasta 10 años, es posible que no sean compatibles con WPA2, por lo que será vital actualizar los dispositivos de su hogar para mejorar la seguridad y el rendimiento.

Para verificar si tu router usa encriptación WPA2, mira la configuración de tu red y verifica las propiedades inalámbricas. Esto te permitirá seleccionar el mejor método de cifrado cuando se una a una red inalámbrica.

3. Utiliza una VPN (red privada virtual)

Una VPN es una red que te permite comunicarte a través de una red no segura y no cifrada de forma privada. Una VPN cifra tus datos para que un hacker no pueda saber qué está haciendo en línea o dónde se encuentra.

Una VPN también altera tu dirección IP, haciendo que parezca que está usando tu computadora desde otra ubicación que no sea la dirección de tu casa. Además de una computadora de escritorio, también se puede usar en una computadora portátil, teléfono o tableta.

4. Oculta tu red de los demás

Cuando estés configurando inicialmente tu red doméstica, se le pedirá que cree un nombre de red visible públicamente, también conocido como SSID (identificador de conjunto de servicios)

La mayoría de los dispositivos están configurados con un nombre de red predeterminado que ha sido asignado por el fabricante. Existe una buena posibilidad de que si tus vecinos tienen un dispositivo del mismo fabricante, también tengan el mismo SSID, lo que podría ser una pesadilla para la seguridad si ambas redes no están encriptadas.

La ocultación de SSID es una función que te permitirá ocultar el nombre de tu red de la lista de personas en el área circundante. Cambiar el nombre predeterminado hace que sea mucho más difícil para un pirata informático saber qué tipo de router tienes, lo que reduce la posibilidad de un ataque.

5.  Apaga tu red Wi-Fi cuando no estés en casa

Suena simple, pero una de las formas más fáciles de proteger tu red doméstica de los ataques es apagarla cuando no estás en casa. Tu red Wi-Fi doméstica no necesita estar funcionando las 24 horas del día, los siete días de la semana. Apagar tu Wi-Fi cuando estás fuera de casa reduce las posibilidades de que los piratas informáticos oportunistas intenten ingresar a tu red doméstica cuando no está.

6 . Mantén actualizado el software de tu router

El software Wi-Fi debe actualizarse para proteger la seguridad de la red de tu hogar. El firmware del router, como cualquier otro tipo de software, puede contener vulnerabilidades que los piratas informáticos están interesados ​​en explotar. 

La mayoría de los routers no tendrán la opción de actualización automática, por lo que deberás actualizar manualmente el software para asegurarte de que tu red doméstica esté protegida.

7. Utiliza un Firewall (cortafuegos)

La mayoría de los router Wi-Fi contienen un firewall de red integrado que protegerá las conexiones de banda ancha y evitará cualquier ataque de intrusos a la red. También tendrán una opción para desactivarse, por lo que es importante verificar que el firewall de tu router doméstico esté encendido para agregar otra capa de protección a la seguridad de tu hogar.

8. Coloca el router en el centro de tu hogar

Los propietarios de viviendas a menudo no se dan cuenta de que la ubicación de su router puede tener un impacto en la seguridad. Si tu router está ubicado cerca de una puerta o ventana, aumenta la posibilidad de que alguien con intenciones maliciosas intercepte tu señal Wi-Fi

Para mejorar la seguridad de la red Wi-Fi de tu hogar, es mejor colocar tu router Wi-Fi lo más cerca posible del centro de tu casa y esto reducirá la posibilidad de que los hackers se conecten a tu red.

9. Habilita el filtrado de direcciones MAC

La mayoría de los router de banda ancha tendrán un identificador único llamado dirección física o dirección de control de acceso a medios (MAC). Esta dirección tiene como objetivo mejorar la seguridad al limitar la cantidad de dispositivos que pueden conectarse a la red doméstica. Los propietarios tienen la opción de ingresar las direcciones MAC de todos los dispositivos en el hogar y esto restringe la red para permitir solo conexiones desde estas direcciones aprobadas. Esto proporciona otra capa de seguridad para ayudar a mantener a raya a los hackers.

10. Deshabilita la administración remota

Otra forma en que los hackers pueden acceder a una conexión de red doméstica es a través de la función de administración remota en un router. La administración remota permite que cualquier persona que esté lo suficientemente cerca de tu hogar pueda ver o cambiar la configuración de Wi-Fi

Si no necesitas conectarte de forma remota a tu router Wi-Fi, es mejor desactivar esta función. Esto se puede hacer yendo a la sección de administración de la configuración de Wi-Fi y haciendo clic en el botón de desactivación.

¿Necesitas una conexión súper rápida y segura? ¡Cámbiate a WIN!

En WIN contamos con planes 100% Fibra óptica con conexión simétrica que te ayudará a realizar todas tus actividades online de forma segura y rápida. Si deseas conocer el poder de un súper Internet, puedes contactarnos al (01)7073008 o en la siguiente página: https://win.pe/hogar

¡Recuerda que puedes conectar la mayor cantidad de dispositivos de forma simultánea! Y todos nuestros planes ofrecen un mínimo del 70% de la velocidad contratada.

Tal vez te interese leer:   5 recomendaciones al comprar comida por internet
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
WIN Internet