¿Por qué instalar un NAS en casa? ¿Qué beneficios tiene?

¿Por qué instalar un NAS en casa? ¿Qué beneficios tiene?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Desde que la tecnología y los entornos digitales tomaron el control de la rutina diaria, el poder almacenar y respaldar información es una de las necesidades principales de los usuarios. Los métodos han evolucionado, desde diskettes y CD’s hasta memorias extraíbles y discos externos.

Uno de los inconvenientes del teletrabajo para algunos usuarios es que en casa no contamos con la misma infraestructura que en la oficina. Click To Tweet

Aunque existe el almacenamiento digital, directamente en la nube, con lo que puedes tener un respaldo seguro si ocurre un problema con datos en medios físicos, no hay que destacar la inmediatez del acceso físico. En algunas actividades como por ejemplo la edición de Video, Arquitectura, Diseño Gráfico, entre otras siempre se manejan un gran volumen de datos, que se actualizan constantemente y entre una versión actual y el respaldo en la nube, puede haber muchas horas de trabajo de diferencia.

Contar con un Servidor NAS en casa puede ser una gran solución al trabajo colaborativo. Pero también puede contribuir a la recreación familiar, ya que permite a todos en el hogar acceder a las fotografías y videos familiares, añadir nuevas experiencias y construir una base de datos a partir de los medios que cada uno aporta desde sus dispositivos. 

Pero para saber si lo necesitas o no, primero debes saber en qué consiste este tipo de servidores y cómo utilizarlos.

¿Qué es un servidor NAS?

Un Network Attached Storage (o almacenamiento conectado a la red), es un dispositivo de almacenamiento que se conecta directamente en la red, donde podrás almacenar todos los archivos y documentos que necesites en formato digital. Con un NAS en casa podrás, básicamente, disfrutar de los beneficios del almacenamiento en la nube desde tu propio hogar.

Cuando instalas el NAS, este dispositivo se encargará de hacer copias de seguridad de los archivos que tú desees y le indiques, pero no sólo de tu computadora personal, sino también desde cualquier dispositivo móvil conectado a la red.

Este tipo de dispositivos es comparable tanto con un disco duro externo como con servicios de almacenamiento en la nube, pero no por completo. Por ejemplo, el servidor NAS se diferencia de los servicios en la nube que el almacenamiento se encontrará dentro de tu propio hogar, y de los discos duros externos porque el NAS es como una computadora conectada a la red por lo que puede estar funcionando durante todo el día.

¿Cómo saber si necesitas un NAS en casa?

En modo general, existen dos tipos de usuarios principales: los usuarios domésticos y las pequeñas y medianas empresas.

Los usuarios en el hogar, estos cuentan con diferentes opciones que le permitirán configurar el NAS para adaptarse a sus necesidades:

  • Memoria Familiar; tener un espacio compartido para subir los mejores videos y fotos de los momentos especiales, cumpleaños o vacaciones, libertad de compartir contenido de manera privada y sin exponerse en redes sociales.
  • Respaldo local de cada uno de los equipos; si tuvieras que llevar tu laptop a servicio técnico puedes mover todos tus datos importantes a la nube en casa en cuestión de minutos.
  • Almacenamiento privado y super seguro: Con tantos hackers nadie quiere que sus cosas privadas lleguen a mano equivocadas. Si bien la nube es una excelente opción, no es infalible.

Aquellos que realizan teletrabajo; instalar el servidores NAS combinado con una conexión de internet simétrico les permite tener acceso externo a gran velocidad a las últimas actualizaciones de la información. Así mismo como desplazarse a cualquier lugar fuera o dentro de casa y almacenar la información en cualquier momento. 

¿Por qué instalar un NAS en tu hogar?

Los servidores NAS para uso doméstico aportan grandes beneficios a la unidad doméstica, entre los que destacan los siguientes:

  • Son realmente sencillos de instalar: tan sólo basta con conectarles un cable de red al router para que puedas acceder al mismo desde cualquier dispositivo con acceso a la red del NAS.
  • Facilidad de configuración: La gran mayoría de servidores NAS se pueden configurar de forma simple, permitiendo incluso asignar un espacio en el mismo para cada miembro de la familia.
  • Realizar copias de seguridad automáticas. Puedes programar cada computadora o dispositivo conectado a él para que realicen copias de manera automática y sin intervención del usuario.
  • Servir multimedia para transmitir contenido a otros equipos o televisores conectados.
  • Cliente P2P. Una de sus ventajas es que al estar conectado directamente a la red puedes acceder a los datos, aún con las computadoras apagadas.
  • Velocidad de Almacenamiento. A diferencia de un Disco Externo USB, la conexión de Red es mucho más rápida, por lo que puede resultar mejor que un disco
  • Tener tu propia Nube privada. Si prefieres mantener tus datos más importantes resguardados en casa puedes utilizar un NAS combinado con una VPN e Internet Simétrico para acceder remotamente a los datos a gran velocidad y con mayor seguridad.

En conclusión, con un NAS siempre tendrás tus datos personales en tu poder, y sólo tú podrás decidir qué ocurre con estos, sin tener que pagar dinero adicional de forma regular.

¿Cómo elegir un NAS para el hogar?

Existen muchos tipos de NAS que puedes instalar en tu hogar, y en general todos son realmente versátiles. En primer lugar, una vez que adquieres tu servidor NAS, lo más común es conectarlos directamente a tu router.

wd-nas-my-cloud

Ahora bien, antes de comprar uno, debes fijarte en algunas características:

  • El Hardware: Un NAS es una computadora especializada en manejar archivos, con su CPU y su memoria, pero cómo solo se centra en una tarea, que además no exige mucha potencia de proceso, no se necesita un hardware muy potente. Si por ejemplo queremos transcodificar vídeo a resolución 4K, es decir, reproducirlo en el NAS y enviarlo como señal de vídeo a cualquier pantalla basta con un Intel i3 y 4 GB de RAM para conseguirlo. Pero si lo que necesitas es sólo almacenamiento cualquier otro dispositivo con menos recursos es suficiente.
  • Almacenamiento: Antes de comprarte un server NAS, es importante que decidas el uso que le darás en tu hogar, de esta forma, podrás determinar cuántos discos duros necesitas y cuanta capacidad de almacenamiento. Normalmente, para uso doméstico, con dos ranuras para discos es suficiente. Es importante que tomes en cuenta que si quieres instalar más discos, necesitarás mayor velocidad de procesamiento y de RAM.
  • El Software: Los dispositivos NAS no usan Windows. Los de marca usan su propio sistema operativo basado en Linux. Asegúrate que el software incluido en el NAS es compatible con los dispositivos que deseas conectar el hogar.
  • Conexiones: Un aspecto vital del NAS es, lógicamente, cómo se conecta a la red. Aunque muchos NAS se pueden conectar al router por Wi-Fi, es recomendable hacerlo por cable Ethernet directo, en este caso asegúrate que el NAS tenga un conector Ethernet a 1 Gbps. Los más modernos ya usan el conector de 10 GbpE.  La mayoría también incluyen un  segundo conector LAN por si queremos conectarlo directamente a la computadora por cable. Algunos modelos tienen USB 3.x para conectar impresoras o discos duros externos, lector de tarjetas micro SD, e incluso una salida HDMI para conectarse directamente a la TV, y usarse como centro multimedia.

Una vez que ya hayas tomado la decisión de instalar un servidor NAS en tu casa, debes tomar en cuenta que es recomendable que cuentes con una red de Internet Simétrico, ya que si bien el NAS se conectará directamente al router, este puede configurarse para acceder virtualmente desde cualquier lugar siempre que tengas los accesos.

Así mismo, las redes WiFi Mesh te ayudarán a que puedas acceder y respaldar tus archivos con facilidad, sin importar la parte de la casa en la que te encuentres. Después de todo, de poco sirve hacer esta inversión si te limitas a la hora de poder explotar todo el potencial que posee.

Si te animas a comprar un NAS para el Hogar sácale el mejor provecho a tu nube privada con una conexión de Internet simétrico de WIN. Te invitamos a conocer nuestros planes hasta 500Mbps. Con la tecnología que te permite acceder a Internet con la misma velocidad de subida y de descarga.

 

Comentarios
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
WIN Internet